Columna de Opinión: El desafío de la educación online


La emergencia que estamos enfrentando es la más grande de los últimos años y, mientras científicos de todo el mundo siguen avanzando en tratamientos al COVID-19, de acuerdo a cifras de la Unesco, son más de 1.500 millones de niños y jóvenes los afectados por el cierre de establecimientos educacionales. En todo el mundo, profesores e instituciones trabajan para mantener los procesos formativos a través de la enseñanza a distancia y de a poco empiezan a reiniciar un gradual retorno de actividades prácticas, con medidas de seguridad inéditas. Ningún país estaba preparado para esta emergencia, pero en todos el coraje y compromiso de las comunidades educativas ha permitido que los jóvenes no detengan su aprendizaje.

Lo que enfrenta Chile no es distinto a lo que pasa en el mundo, y en el sistema universitario hemos sido testigos de la rápida activación de todas las instituciones, académicos, funcionarios y estudiantes. Cada uno, desde su rol, está aportando a combatir esta emergencia. Por eso, quisiera partir agradeciendo a cada funcionario, académico, directivo y estudiante que, desde todos los rincones del país, trabajan para que el sistema siga en pie. 

En ese desafío, el Ministerio de Educación no ha estado exento. Desde marzo activamos un importante plan de emergencia para cuidar a las comunidades educativas y procurar que los estudiantes sigan aprendiendo. Este plan se enfocó en tres ejes: apoyo a los estudiantes, fortalecimiento de las instituciones y herramientas de aprendizaje. En el primero, extendimos la postulación a los beneficios estudiantiles hasta fines de marzo, y en julio abrimos una postulación extraordinaria al Crédito con Garantía Estatal para aquellos jóvenes que no habían postulado a beneficios. Tras estos procesos, más de 792 mil jóvenes hoy han accedido a gratuidad, becas y/o créditos para financiar sus estudios, lo que representa al 69% de la matrícula.

Para apoyar el desafío que implica la educación online, logramos un acuerdo con Google para poner a disposición de planteles que lo necesitaban de manera gratuita una plataforma para realizar clases, cargar contenidos y facilitar la interacción entre profesores y alumnos. También firmamos convenios con 14 casas de estudio con alta experiencia en desarrollo de modalidades alternativas de formación, para que compartieran sus recursos digitales a docentes e instituciones que lo necesitaban. En este acuerdo fue clave la generosidad de las universidades para apoyar a planteles más pequeños. Y para apoyar a los docentes, impulsamos capacitaciones y un ciclo de conferencias sobe contención socioemocional, en el que participaron expertos nacionales y extranjeros, convocando a más de 7 mil personas.

Con el objetivo de fortalecer la coordinación del sistema, el Subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, activó el Comité de Coordinación del Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad (Sinaces), que desde entonces ha tomado las medidas necesarias para ajustar los procesos institucionales en el marco de la crisis, lo que ha permitido un profundo trabajo conjunto de la Comisión Nacional de Acreditación, el Consejo Nacional de Educación, la Superintendencia de Educación Superior y nuestra Subsecretaría. Adicionalmente, dentro del Fondo de Áreas Estratégicas (por más de $9 mil millones) este año priorizaremos aquellos proyectos vinculados al desarrollo de la educación a distancia, y apoyaremos también los de nivelación académica y vínculos con la comunidad, tan necesarios en estos momentos.

Desde que se inició la crisis, nos hemos reunido con autoridades de más de 40 instituciones. El desafío es mayúsculo, y tenemos el deber de que las medidas que tomemos compatibilicen los requerimientos sanitarios, con una adecuada continuidad académica. En este proceso, el trabajo de las universidades en medio de la pandemia ha sido sumamente importante. No sólo por su notable apoyo a la red sanitaria, sino que por la mantención de la docencia e investigación. Hemos evidenciado que contamos con un sistema abierto a la colaboración y al trabajo en red, que nos vuelve a reafirmar el potencial que tiene la educación superior chilena al momento de unirse, no sólo para avanzar en los procesos formativos, sino que para ser una vez más el espacio de diálogo, aprendizaje e innovación, que permite que desde la educación, que la sociedad en su conjunto pueda transformarse. Nuestro trabajo desde la Subsecretaría de Educación Superior será seguir apoyando esos procesos para fortalecer aún más el sistema en su conjunto.



Camila Cortez Cargill
Jefe División Educación Universitaria
Subsecretaría de Educación Superior

Ministerio de Educación



Contáctanos

Teléfono Comercial
+56 2 32477538
Email Comercial
comercial@ucampus.cl
Dirección
Avda. Pedro de Valdivia 0193 Oficina 32.
Providencia, Santiago
Chile
LinkedIn
ucampus
Twitter
Vimeo
ucampus
Facebook